21 diciembre, 2009

La navidad de Luis



Pd. A todos aquellos que me abandonaron, Dios los ilumine con la luz que cubre lo perdido (LH)

La Navidad de Luis
Intérprete: León Gieco

Toma Luis, mañana es Navidad
un pan dulce y un poco de vino
ya que no puedes comprar

Toma Luis. llévalo a tu casa
y podrás junto con tu padre
la Navidad festejar

Mañana no vengas a trabajar
que el pueblo estará de fiesta
y no habrá tristezas

Señora, gracias por lo que me da
pero yo no puedo esto llevar
porque mi vida no es de Navidad

Señora, cree que mi pobreza
llegará al final comiendo pan
el día de Navidad

Mi padre me dará algo mejor
me dirá que Jesús es como yo
y entonces así podré seguir viviendo.

11 diciembre, 2009

Ya regreso señor Vallejo


Antes que terminen por dispersarse de este blog de seriedad comprobada y terminen alejandose de este blogger interesado en contar lo que vive, sufre y padece bajo el cielo de Lima, les dejo esta cancioncita tan bonita.
Sòlo dos semanas màs, Zavalita, aguanta, tù puedes.

26 noviembre, 2009

Presentaciòn de Literalgia 02 (mes de escàndalos)

En un mes en donde el nacionalismo se sienta vibrar a cada paso que uno da, en donde el ex ministro Allison se burla de la inteligencia de los peruanos, en donde Rosa Marìa Palacios se la da de vocera del gobierno chileno (Lee Geopolìtica de Pinochet,Rosi), en donde Vìctor Ariza nos hizo el favor de sentirnos -por primera vez en nuestra historia- una naciòn, aparece Literalgia 2, esa revista que cada vez que se presenta sòlo van nuestros amigos, nuestras enamoradas y nuestras fans. Espero que esta Literalgia sea del agrado de todos y de todas.
A mì me han dicho que la presente el dìa viernes en el Yacana (la primera tambièn la presentè, si hay doblete por algo serà). Ahi nos vidrios.

Tiramisu de limon (VIDEOCLIP OFICIAL)- Joaquin Sabina y Pereza



Hice un solo desafinado
con las cenizas del amor
las verbenas del pasado
cangrenan el corazón.

Acórtate la falda nueva
despiértate al oscurecer
túmbate al sol cuando llueva
no desordenes mi taller

Tiramisú de limón
helado de aguardiente
muñequita de salón
tanguita de serpiente.

De madrugada y por la puerta de servicios
me pasabas el hachís
al borde del precipicio
jugábamos a Thelma y Louise

Pero esta noche estrena libertad un preso
desde que no eres mi juez.
Tu vudú ya pincha en hueso,
tu saque se enredó en red.

Tiramisu de limón
helado de aguardiente
puritana de salón
tanguita de serpiente.

Dónde crees que vas
qué te parece que soy
no mires atrás
que ya no estoy.

Pero dónde crees que vas
qué te parece que soy
si miras atrás
mañana es hoy.

Dónde crees que vas
qué te parece que soy
puede que quizás
luego sea hoy.

Nena dónde crees que vas
que te parece que soy
no mires atrás
que ya me voy.

Que sepas que el final no empieza hoy.

23 noviembre, 2009

Nos vamos a Barranca...

Extraoficialmente me acaban de confirmar que participarè en Cielo Abierto, festival de poesìa que en esta tercera ediciòn traerà a 14 poetas chilenos en calidad de invitados.
El festival serà en Barranca el 11, 12, 13 de diciembre, y el 14 en Chimbote.
A los interesados en participar les dejo los requisitos del festival.

Ay! Carmela

Ay, Sabina, què hago para no quererte tanto, dime, què hago...


Ay! Carmela, me duelen tus ojos
sembrando rastrojos
canela en la nieve.
Como dos carabelas,
tan pintas, tan niñas, tan leves.

Minifalda
con bici a la espalda
y nariz indiscreta,
poco más que decir.
Urge sobrevivir
te mereces un novio poeta

No me pidas que muera por ti
lo que queda de mí
se subasta a la mejor postora
como un parco motín
en el barco ruín de la aurora.

No me obligues a hacerte la ola
sigue sola tu camino
al fin y al cabo ni sé ni sabo
cuánto nos cobra el destino.

En los bares del foro
rompías el guión
de una peli con final feliz.
No había rubia en el coro
más loro ni más Norma Jean.

Y después de la feria y el cole,
la histeria y el miedo;
si te da por contar
hombros donde llorar
va a sobrarte una mano y seis dedos.

No me canso de hablarte
aunque pronto mi voz
suene a grano de arroz repetido
y desampararte es jugar
a los fuegos de azar del olvido.

Nada amanece, todo envejece,
plancha tu velo de tul.
Tal vez mañana a tu ventana
llamé otro príncipe azul.

Y no sé de qué modo
dejar de adorarte sin duelo
entre nunca y quién sabe.
Cuando quemes tus naves
no me pierdas las llaves del cielo

20 noviembre, 2009

Lavatory – Lovestory

Los cortos nominados al Oscar 2009 estàn muy buenos, pero de los 5 trabajos presentados, creo que me inclino por Lavatory – Lovestory dirigida por Konstantin Bronzit. Espero que les guste.

La palabra del mudo


La ediciòn definitiva de "La palabra del mudo" en II tomos acaba de salir en la editorial Planeta. No sè ustedes, pero yo voy de inmediato a comprarlo... muy recomendable.

19 noviembre, 2009


Me entero a travès del facebook, que ha aparecido Literalgia 2. Ademàs les comunico que prontamente se anunciarà la presentaciòn de la misma en algùn centro cultural de Lima. Muy pronto les informarè al respecto, en pocas palabras, primero debo ir a la casa de mis buenos amigos el sàbado, jugar pòker, perder, ganar, esperar que Elìas me haga ganar, y animar a Felipe que la presente sòlo para molestar una vez màs a los poetas de asfalto en pùblico.
Esos rara avis.
Para los interesados en obtener la revista les dejo la informaciòn respectiva.

"Se comunica a toda la fauna culturosa que ya salió la edición impresa de Literalgia 02. Por lo cual les informamos que pronto la repartiremos, como siempre, a los distintos puntos culturosos de Lima, así como en distintas partes del país espiado por los chilenos.
Para los que desean un ejemplar, comuníquense con toda confianza al correo: literalgia@hotmail.com / literalgia@gmail.com
El envío fuera de Lima es por agencia, la única condición es que paguen la contraentrega. Solo manden sus datos y una empresa de referencia. Ah, la revista es totalitariamente gratis. Que nadie te la venda, te haga trueque o te ofrezca sexo por ella.
Las bases para publicar en Literalgia 03, estarán colgadas en el blog: www.literalgia.blogspot.com
Cualquier cosa, avisen, sobre todo si por ahí tienen pastillas del día siguiente, del día después y del mes siguiente"

12 noviembre, 2009

Los abrazos rotos de Pedro Almodòvar


Los abrazos rotos (2009) es la última película de Pedro Almodóvar, aquel director que en un tiempo no muy lejano era uno de los tantos directores responsables de mis noches de insomnio y el único responsable de los orgasmos fílmicos más emblemáticos que recuerdan estos ojitos que han de comerse los gusanos.

Del cine de Almodóvar recuerdo con nostalgia que siempre me gustó la crudeza con que mostraba los barrios marginales de España, los personajes que oscilaban entre la extravagancia y la profundidad de sus frases, su afición a la buena música, sus chicas Almodóvar que siempre me dejaban salivando cual perro de Pavlov, y que en boca de mis amigos eran unas ricuras hechas carne; las estructuras cinematográficas que con el correr de los años se fueron convirtiendo en el sello almodoriano típico de un director dispuesto a poner sobre el celuloide todo, hasta su propia vida sin excepciones, no queda de lado.

Almodóvar es quizá uno de los directores más controversiales, más experimentales, más Pop, más odiados, más putones y por ende uno de los más criticados, porque si ser artista es de por sí llamativo, ser artista y ser maricón ya es escandaloso así uno haya nacido en la mismísima madre patria.

La última película de Almodóvar no provoca efecto de curiosidad porque una vez frente a la pantalla el espectador siente que aquello que cuenta Almodóvar ya lo ha visto en otros trabajos del director, entonces Los abrazos rotos terminan desgañitándonos, pero de apatía con una historia que sin ser mala es repetitiva en el cine almodoriano que reclama a gritos un viraje considerable para salir de esa etapa que el director Manchego parece haberse encasillado desde películas como La mala educación (2004), Volver (2006) y estos abrazos (tan) rotos que la única sensación que nos producen al final es la del desamparo fílmico.

El tono medio detectivesco que Los abrazos rotos imprimen a través de sus imágenes nos conduce a duda, a la duda de no saber si estamos viendo una película de suspenso, un Thriller o la historia de un invidente como Harry Caine ocultando una verdad que termina siendo escondida de forma tan ingenua que cuando nos explota en la cara intuimos desde mucho antes que ya la suponíamos.

Llena de referencias a otras cintas Pedro Almodóvar no pierde la oportunidad aquí de rendir tributos visuales a películas como Ocho y medio, Fanny y Alexander, Ascensor para el cadalso y a directores como Fritz Lang, Jules Dassin, Nicholas Ray, por ello es que muchos han intentado darle una óptica distinta a este filme tildándola como una cinta de director.

Con tintes surrealistas este último trabajo del director Manchego nos permite ver la manera como a partir de su propio universo el propio Almodóvar no ha logrado a pesar de los años obtener un dominio absoluto de sus historias, y es que los que hemos visto las cintas de Almodóvar sentimos que cuando el director español hace una buena película, es digna de aplauso, con Los abrazos rotos, muchos incidentes enmarcados en venganzas pasadas se mezclan con una trama que se enreda y que toma un camino que ni los espectadores ni el propio director parecen saber en qué concluirá.

Ese avanzar sin norte ese evidente tronco argumental que parece pegar de todo un poco sin pies ni cabeza termina motivándonos a aplaudir, pero de la felicidad de haber terminado una mala película, para finalmente abrir el Dvd con nostalgia, sacar el disco para almacenarlo en una cementerio de películas donde aún descansan aquellas películas almodorianas que en otros tiempos nos provocaron los orgasmos fílmicos más lindos que hoy extrañamos a pesar de los años.

09 noviembre, 2009

Futuro incierto


En una sociedad como la nuestra aspirar a un óptimo nivel educativo es casi una utopía. Seamos sinceros, en este país a muy pocas personas les interesa el tema educación. Pero si aspirar a un buen nivel educativo es una utopía, tener maestros aptos para dictar sus respectivas materias es casi como intentar capturar al mismísimo Minotauro (con cachos y todo)

No es sorpresa para nadie que en el Perú ser maestro es una cuestión de trámites y paciencia. Veamos, un maestro sea de cualquier universidad del país pasa cinco años de su vida dentro de una universidad la cual, una vez terminado esos cinco años le entrega al alumno un certificado (llámese Bachiller) por haber concluido esos cinco años de esmerado y sacrificado estudio, terminada la carrera, dicho maestro tendrá dos opciones para aspirar a la tan ansiada licenciatura, el primer escalafón que todo profesional realiza en su larga vida académica.

La primera opción será la de escribir una tesis de investigación que demuestre que cinco años no pasan en vano e inmediatamente presentarla ante un jurado –uno termina preguntándose al último qué diablos hicieron esos gaznápiros del jurado para evaluar a alguien, pero eso es otro tema-, si de pronto a este jurado insigne le convence (o terminan entendiendo la investigación propuesta) le otorgarán previas fotitos del recuerdo el grado de licenciado al esmerado alumno, y ahí mismito mismo Chaparrón Bonaparte, el titulado cual pavo real podrá exigir al mundo entero que por favor se le llame bajo el nombre de licenciado. Habrase visto…

La otra opción que podrán optar los maestros es la de matricularse a un cursillo para obtener dicha titulación, estos cursos que por lo general se aperturan descaradamente en nuestro país y sin ningún control por parte del estado reparten títulos académicos que para quienes no son maestros de profesión – como en mi caso- terminan siendo un acto casi delictivo. Muchos de estos licenciados que ingresan a los colegios no son más que acémilas que en lugar de cumplir con el rol para el cual han estudiado terminan desmotivando a muchachos que terminan siendo el fiel y más claro reflejo de una educación apática y mal estructurada desde sus bases.
Un licenciado de educación es considerado por la sociedad “un sujeto digno de respeto”, por los alumnos una persona “brillante” y por las autoridades de muchos colegios “un modelo a seguir”, muchos alumnos me preguntan por qué mi nivel académico es distinto al de un licenciado peruano, la respuesta es simple, gracias a dios no estudié para profesor. Sin embargo, debo señalar que me he visto envuelto en este embrollo desde hace un buen par de años y créanme que cada vez que hablo de los maestros peruanos me dan escalofríos. Sin generalizar me atrevería a decir que la gran mayoría de maestros o no saben hablar o redundan en sus argumentos repitiendo hasta el cansancio la misma idea. No leen, no se preocupan por estudiar más, quizá por factores que los antropólogos llaman sociabilización, se casan, tienen hijos, y trabajan para sobrevivir. Resultado. No hay tiempo para nada, ni para estudiar idiomas, ni para capacitarse (al último las capacitaciones terminan siendo incapaces de mejorar a alguien que en cinco años de vida no se preocupó por no ser uno más del montón. A alguien que no le agradó nunca mejorar no le van a inyectar una sustancia de brillantez en tres meses cuando toda su vida nunca fue más que un completo desastre, ¡por dios!)

Sencillamente el problema es más grave de lo que uno piensa. Cada vez egresan de las universidades nacionales y particulares más y más maestros (sin contar los institutos donde más que formar maestros los deforman), son como una plaga. No sé de qué lugar exactamente los exportan, (lo peor de todo es que no lo sé), no sé qué hicieron durante cinco años de su vida estudiando pedagogía cuando ante el menor gesto desadaptado de algún alumno silvestre estos maestros que son los indicados para sacarlos de su apatía terminan expulsándolos de las aulas a quienes en el fondo sólo piden atención y ayuda. La pregunta es ¿para eso estudia un maestro? ¿Qué enseñan en las aulas universitarias las principales universidades de este país? Esa es una pregunta que me ha rondado muchas veces en el trayecto del trabajo a mi casa. Nuestra educación peruana está enferma, enferma de gente incapaz y resignada a ganar dinero con el tema educación y no hacer algo por la educación. Lo poco que he aprendido en estos años es que hay alumnos que saben diferenciar el nivel de sus maestros, y son a ellos a quienes terminan respetando y quizá hasta queriendo.
Las instituciones privadas son un lágrima aparte –las encargadas de diferenciar el nivel educativo se hacen de la vista gorda- están plagadas de personas que quizá no deberían estar en los puestos que están. En esos casos vemos la dedocracia (que no es màs que la argolla) como forma de “organización” y se practica casi nulamente la meritocracia, el mérito que convierte a tu superior en alguien a quien tú admiras o como mínimo respetas. Aquí no es así, para nada. Aquí tu “superior” es tu “superior” porque su familia le dijo que algún día sería el superior de alguien o para hacerle sentir que en el fondo, pero muy en el fondo no son tan malos como dicen que son. A ellos sólo me queda decirles que hay formas más inteligentes y menos descaradas de tomarle el pelo a alguien.

27 octubre, 2009

The Straight story


Alvin: Cuando mis hijos eran pequeños solía jugar a un juego con ellos, le daba una ramita a cada uno, una ramita, y les decía rompedla, podían hacerlo, era muy fácil. Luego les decía atarlas todas juntas y tratad de romperlas… no podían. Entonces les decía, esas ramas juntas… es la familia.

Una historia verdadera de David Lynch

24 octubre, 2009

Goodbye, Columbus


Goodbye, Columbus
Philip Roth
Seix Barral
La primera novela de Philip Roth nos narra el idilio veraniego de dos jóvenes de clases sociales diferentes llamados Neil Klugman y Brenda Patimkin. La novela empieza cuando Brenda esta parada en el trampolín de la piscina esperando el momento indicado para lanzarse. Antes, ella le pide a Neil que le sujete las gafas. Neil acepta de buena gana. Se la queda mirando. Se queda boquiabierto, le zumba el corazón, le brinca la sangre. Al parecer todo indica que se ha enamorado, y desde la parte baja de la piscina él la mira a ella con un poquito de amor. No ve a una muchacha de cabello corto, color caoba y estirada hacia delante sino a una rosa en lo alto de un tallo muy largo. Neil toma cartas en el asunto, se aviva, averigua su dirección, la llama, se presenta ante ella por teléfono, tiembla, tartamudea, se encuentran personalmente, se computan, se besan, se pelean, se amistan, se hacen el amor, se odian, se gritan, se vuelven a amar.
Googbye, Columbus, la primera novela del escritor norteamericano Philip Roth, nos muestra el mundo interno y el conservadurismo de las familias tradicionales judías. Pintando sutilmente una sociedad llena de prejuicios que prevalecen sin duda alguna en un mundo como el actual.
Novela ganadora del prestigioso National Book Award en 1960, este librito que no es lo mejor de Phillip Roth, nos atrapa de principio a fin. La trama verosímil, por cierto, dado que a veces el corazón no entiende de clases sociales y esas pavadas que delatan nuestra torpeza sentimentaloide hace que acabemos la historia de un tirón.
Y muy en el fondo nos compadecemos con Neil y odiamos a Brenda porque todos alguna vez temblamos de amor por teléfono y al recordar aquellas épocas temblamos, pero de nostalgia.

21 octubre, 2009

Facto Delafe Y Las Flores Azules



Letra de Enero En La Playa :
Y tu piel es blanca como esta mañana de enero demasiado hermosa como para ir a trabajar. Sin pestañear hablamos con el jefe un cuento chino y, como niños, nos volvemos a acostar. Se supone que debía ser fácil ¿Tienes frío? Pero a veces lo hago un poco difícil. Perdón. Suerte que tú ríes y no te enfadas porque eres más lista y menos egoísta que yo ¿Todavía tienes frío? Bueno, cierra los ojos un minuto que te llevo a un lugar.

Imagina una calita, yo te sirvo una clara. Es verano y luce el sol, es la costa catalana. Estamos tranquilos, como anestesiados. Después del gazpacho nos quedamos dormidos mirando el Tour de Francia en la típica etapa donde Lance gana imponiéndose al sprint con un segundo de ventaja en el último suspiro colgándose a sus hombros el maillot amarillo. De nuevo al chiringuito, un bañito, un helado de pistacho y un partido al futbolín. Lanzamos unos frisbis, jugamos a las cartas y acabamos cenando sardinas y ensalada. Bebemos, dorados. Hablamos, callados. La luna, la sal, tus labios mojados. Me entra la sed y pido una copa y España se queda en cuartos en la Eurocopa.

Pero nos da igual, hoy ganaremos el Mundial. Subimos a casa, hacemos el amor y sudamos tanto que nos deshidratamos. El tiempo se para, el aire no corre. Mosquitos volando y grillos cantando y tú a mi lado muriendo de sueño. Cansada, contenta, me pides un cuento y yo te lo cuento, más bien me lo invento. Te explico que un niño cruzó el universo montado en un burro con alas de plata buscando una estrella llamada Renata que bailaba salsa con un asteroide llamado Julián Rodríguez de Malta. Malvado, engreído, traidor y forajido. Conocido bandido en la vía láctea por vender estrellas independientes a multinacionales semiespaciales. Y te duermes…

Vivan las noches. El sol, la sal en tus labios. (x5)

Al principio, como siempre, dormimos abrazados y cuando ya suspiras me retiro a mi espacio. Me gusta dormir solo a tu lado de la cama, de esta cama ahora repleta de mantas en esta mañana fría, fría, fría, congelada, congelada.

Mis 20 casas - por Pierre

15 octubre, 2009

El cartero de Neruda


MARIO: Ayer estuve leyendo una cosa que decía “el olor de las peluquerías me hace llorar a gritos”, eso… ¿también es una metáfora?
PABLO NERUDA: No, no exactamente.
MARIO: Me gusta mucho también cuando escribe “estoy cansado de ser hombre”. Sí, porque eso es algo que me pasa a mí también, pero nunca he sabido cómo decirlo. Me ha gustado mucho cuando lo he leído… pero por qué “el olor de las peluquerías me hace llorar”
PABLO NERUDA: Sabes, Mario, no puedo decirte lo que has leído con palabras distintas de las que he utilizado. Si la explicas la poesía se vuelve banal. Mejor que cualquier explicación es la experiencia directa de los sentimientos lo que puede revelar la poesía a un espíritu predispuesto a comprender.

12 octubre, 2009

La funciòn de la palabra


A Mercedes Sosa, quien murió soñando con la libertad entre sus dedos,
y al Zambo Cavero, porque yo tambièn quiero ir a parar al mar, con libertad.


Hoy fue la reunión con los directores del colegio M.P quiénes amablemente oyeron mi opinión acerca de los incidentes ocasionados por mi polémico espacio virtual titulado “Al colegio no voy más”. Antes que nada quiero expresarles mi saludo a los directores que han demostrado el día de hoy tener un alto nivel de ciudadanía y respeto por la libertad de opinión. Me alegra saber –de boca de los propios directores- que en ningún momento se intentó sugerirme la idea de cerrar ni mucho menos borrar los comentarios de un espacio virtual, libre y ajeno a la institución. Y que el día de la visita de Javier Arévalo, no pudieron asistir no por dejadez ni por falta de compromiso con el proyecto, sino por motivos de fuerza mayor que no detallo por el derecho a la intimidad que cada persona de este país se merece.
No entraré en detalles de lo que se habló exactamente desde las 2 de la tarde hasta las 3:30, mas sólo diré que durante la conversación hubieron puntos álgidos así como hubieron momentos en que todos los presentes llegamos al acuerdo que habría que sacar algo provechoso de este suceso. Un suceso muy poco común en un colegio y del que más allá de los problemas ya conocidos nos ha servido para que todos aprendamos una lección. La lección, en primer lugar, de que no hay nada más valioso que nuestras ideas y/o opiniones (por más distintas o diversas que estas fueran) y que aunque no coincidan con las de otras personas, cuando se tiene un alto nivel de educación, se pueden exponer con respeto y educación, sin llegar a niveles ajenos a los de un maestro o un profesional.

A los alumnos que quieran opinar libremente en este espacio podrán hacerlo a partir de ahora siempre y cuando se deje la broma fácil, el chascarrillo chabacanesco, la injuria facilista y el agravio gratuito. Creo que ustedes, alumnos, son los únicos beneficiados después de esta reunión, pues por fin podrán tener un espacio en el cual sus ideas –siempre y cuando sean con altura y respeto- serán leídas y de ser pertinentes tomadas en cuenta. La segunda lección para todos nosotros es que debemos ser conscientes que la libertad de expresión debe ser tomada con la debida responsabilidad del caso, ustedes queridos alumnos (as), algún día saldrán de las aulas, dejarán las plumíferas alas grises de sus uniformes y pasarán a ser ciudadanos con derecho a opinión y voto, y cuando posean dicha facultad deberán hacer el mejor uso.
Esa misma libertad que más de uno mal usó en este blog (por broma al principio y por exageración al final) deberá ser corregida porque nadie nunca nos hará caso si no somos capaces de dar una opinión con altura y el debido respeto.
Como profesor responsable del curso de literatura y plan lector debo extender mis felicitaciones a todos aquellos alumnos que escribieron comentarios sensatos, fuera de bromas y centrados en el tema sugerido al principio, este país carente de líderes necesita de alumnos libres, capaces y críticos, empecemos pues a formar a nuestros muchachos para que mañana la sociedad no culpe a la escuela de haber formado malos hombres.

08 octubre, 2009

Cierra ese post ahorita mismo ¡he dicho!

Todo empezó hace 1 mes aproximadamente, Javier Arévalo, asistió a uno de los 3 colegios donde trabajo. La verdad es que estaba muy contento porque era la primera vez que un escritor conocido iba a esta institución. Para lograr su visita el nivel Secundaria del colegio trabajó con quizá, uno de los mejores planes lectores del Perú, que, modestia aparte, tuve que convencer en vacaciones, diciéndoles que los alumnos del colegio donde trabajo tienen una fuerte base como lectores, etc. (este último dato no es exageración).
Ellos me oyeron, y al final me aceptaron. Hago del conocimiento general que el Proyecto Recreo, selecciona a los colegios con los que va a trabajar y no por el contrario el colegio selecciona al Proyecto Recreo. Informo además que parte del Proyecto Recreo incluye conferencias con los mismos escritores, un ameno espacio en donde los alumnos pueden dialogar con los autores de los mismos libros que han leído durante 1 mes. Realmente algo muy bueno e innovador.
Aproximadamente unos cuarenta o cincuenta alumnos de cuarto y quinto de Secundaria, oyeron la conferencia de Javier, todos estaban un poco sorprendidos por los comentarios nada floreros de este conferencista. Fue directo y duro, como hay que ser a veces, pero la reunión en pocas palabras fue muy entretenida.
Dado que este escriba es el responsable del curso de Plan lector, se me ocurrió la idea, de hacerle una entrevista en vivo, frente a los alumnos, e intenté poner en aprietos a Javier con preguntas que no mellaron su visible experiencia en estas lides.
Tomé 3 fotos de la conferencia, llegué a mi casa, y quise poner en práctica la casi nula experiencia como periodista que sólo se circunscribe al haber trabajado en un diario Fujimorista de circulación nacional, y que renuncié por principios, cuando intentaron sacarme de la sección cultural y pasarme a la sección política. Pero eso es otra historia.
El titular de mi noticia fue "¿Y dónde están los directores?" luego de una breve introducción, publiqué las 3 fotos. La última reflejaba mi titular, las sillas de los directores del colegio vacías, en la parte de atrás se pueden ver a un grupo de alumnos oyendo la conferencia, y mientras veía en mi casa la foto, no pude dejar de pensar en el poco compromiso de las autoridades en general de este país. Es posible, y lo entiendo, créanme que sí, que a aquella reunión no pudieron asistir los directores por X motivos, lo curioso es que después de la conferencia nadie me dio una explicación ni se excusó ni nada. O sea, la misma peruanada del Perú, no voy, no asisto, yo soy el jefe, no pido disculpas a nadie, etc.
Pero el mundo es chico, mis alumnos sí se enteraron de este post, titulado como ya les he contado "¿Y dónde están los directores?", y empezaron primero a despotricar contra Javier, contra mí, y finalmente, luego de responderles educadamente, empezaron a criticar esta no asistencia de las autoridades a dicho evento haciendo comentarios obviamente desde el anonimato, temiendo que se tomen represalias en su contra. Hasta la fecha no he borrado ningún comentario porque me parece que los alumnos deben dar su opinión libremente acerca de los eventos de los que son partícipes.
Mis alumnos serán jóvenes e ingenuos, pero considero que tanto ellos como yo merecían unas disculpas, unas disculpas que nunca llegaron, por el contrario, hoy, 8 de octubre, aproximadamente hace 30 minutos, me acaba de llamar el Coordinador del colegio pidiéndome que borre aquella noticia, y por ende los comentarios.
Este blog, espacio virtual y de mi autoría, es un blog personal, un cuaderno de bitácora en donde mis opiniones son de mi completa responsabilidad. Lamento decir que no borraré post alguno, y menos si el pedido se me hace de esa forma que es quizá como se maneja este país, diciéndome seguramente para meterme miedo, que "los directores quieren hablar conmigo el día lunes". Pues sépanlo bien que yo también quiero hablar con los directores del colegio a quienes respeto mucho, pero creo que una crítica bien fundamentada debería tomarse de la mejor manera. Mi pregunta ahora es ¿qué clase de profesores quieren? ¿Qué clase de profesores busca un colegio? Yo no soy profesor, pero mi profesión como literato me ha hecho pensar y creer que la única forma de cambiar el nivel de educación de este país es abriéndole los ojos a nuestros alumnos, pero si no pueden aceptar una crítica como la mía, qué clase de crítica pueden aceptar.

07 octubre, 2009

El bueno de Marcelo

Yo tenìa 13 años y por aquel entonces me interesaban màs las chicas que el fùtbol. Leìa a escondidas novelitas eròticas en la biblioteca de mi colegio, que el bueno de Marcelo, el bibliotecario, me fascilitaba, sin el conocimiento de los curas, quienes para variar habìan clasificado aquellos libros en el INDEX oficial del colegio. Marcelo era un tipo relativamente joven. Alto, muy alto. No logro recordarlo con exactitud, pero no puedo olvidar la imàgen que se repite en mi mente cada vez que mi memoria lo trae al presente: siempre con un libro bajo el brazo y esa incapacidad suya para pronunciar bien la "r" que lo hacìa un tanto especial.
A Marcelo le debo el haber leìdo la versiòn original de Pinocho, y haber sentido (despuès de leer a al genial Carlos Collodi) que mi pureza se esfumaba como alma que lleva el viento. Le debo el haber sido el chico màs odiado de mi promociòn por sabelòn, por creìdo y porque fui el ùnico que se soplò los dòs ùltimos años de la secundaria sin llevar el curso de literatura, alegando los curas, frente a mis padres, que asì como se exoneran a los mormones o a los evangèlicos del curso de religiòn catòlica, a mì se me exonerarìa de dicho curso por malcriado y agitador de masas. Mi hora de clases entonces la pasaba en la biblioteca del colegio que era mucho mejor que esa jaula que màs que libertad me inspiraba pura opresiòn.
La ùnica verdad de mi separaciòn era que mi maestro narraba las tramas de novelas que a mi corta edad mi memoria manejaba a la perfecciòn y que en plena clase se atrevìa a corregìrle, poco o nada le gustaba al profesor entonces que le contradijesen. Era casi casi como tocar a su mismìsima madrecita.
El bueno de Marcelo era el ùnico que tomaba de buena manera mis ìnfulas de corrector,
a medida que me iba entregando libros para llevàrmelos a casa me contaba que tenìa una novia muy bella con la que estaba pròximo a casarse, hasta me enseñò su foto y todo. La profesiòn de Marcelo era la de curador de arte, y ni èl ni yo supimos nunca què diablos hacìa ahì, detràs de un escaparate, entregando y haciendo firmar a mocosos que se llevaban los libros a sus casas màs por obligaciòn que por placer. Una vez despuès de recoger unos cuentos de Wilde, mi autor favorito por aquel entonces. Me entregò dos libros, uno de Salvador Dalì y otro de Moreau, una cinta de VHS y me invitò a ver un video de su grupo favorito, Queen.
Al año siguiente, en formaciòn, dijeron que Marcelo se habìa retirado porque habìa conseguido otro trabajo, el profesor que hablaba sus propias tramas siguiò contàndolas en clase, y yo aùn castigado desde la biblioteca del colegio, oìa con mi discman, Bohemian Rhapsody, y en el fondo rezaba para que la nueva bibliotecaria, una vieja amargada, no me despegase de los oìdos esa canciòn que era la ùnica que le daba alas a mis nuevecitos 14 años.



Bohemian rhapsody
Queen
Is this the real life-
Is this just fantasy-
Caught in a landslide-
No escape from reality-
Open your eyes
Look up to the skies and see-
Im just a poor boy,i need no sympathy-
Because Im easy come,easy go,
A little high,little low,
Anyway the wind blows,doesnt really matter to me,
To me

Mama,just killed a man,
Put a gun against his head,
Pulled my trigger,now hes dead,
Mama,life had just begun,
But now Ive gone and thrown it all away-
Mama ooo,
Didnt mean to make you cry-
If Im not back again this time tomorrow-
Carry on,carry on,as if nothing really matters-

Too late,my time has come,
Sends shivers down my spine-
Bodys aching all the time,
Goodbye everybody-Ive got to go-
Gotta leave you all behind and face the truth-
Mama ooo- (any way the wind blows)
I dont want to die,
I sometimes wish Id never been born at all-

I see a little silhouetto of a man,
Scaramouche,scaramouche will you do the fandango-
Thunderbolt and lightning-very very frightening me-
Galileo,galileo,
Galileo galileo
Galileo figaro-magnifico-
But Im just a poor boy and nobody loves me-
Hes just a poor boy from a poor family-
Spare him his life from this monstrosity-
Easy come easy go-,will you let me go-
Bismillah! no-,we will not let you go-let him go-
Bismillah! we will not let you go-let him go
Bismillah! we will not let you go-let me go
Will not let you go-let me go
Will not let you go let me go
No,no,no,no,no,no,no-
Mama mia,mama mia,mama mia let me go-
Beelzebub has a devil put aside for me,for me,for me-

So you think you can stone me and spit in my eye-
So you think you can love me and leave me to die-
Oh baby-cant do this to me baby-
Just gotta get out-just gotta get right outta here-

Nothing really matters,
Anyone can see,
Nothing really matters-,nothing really matters to me,

Any way the wind blows....

06 octubre, 2009

Mercedes Sosa

Quizà estas lìneas son las que menos disfruto escribir en este bloc. Mercedes Sosa nos ha dejado y punto. Cuando supe que estaba esperando a la dama negra, a mì sòlo se me ocurriò recordarla a travès de su mùsica que fue un incentivo para esos 16 años que tuve alguna vez.
La recordè el dìa de la presentaciòn de la revista Literalgia, y muchos guardaron un silencio maravilloso que rompiò el silencio de las propias estrellas. Ese silencio fue por ti negrita, por lo que nos dejaste, por que nos enseñaste que todo en esta vida podrà cambiar menos nuestro amor. Que ese silencio que te dimos en vida sea mejor que el siempre tardìo silencio despuès de la muerte.
(Ahora sì, que los aprendices de blogger, digan lo que quieran de ti, que fuiste buena y noble, que la prensa haga lo mejor que sabe hacer, darnos morbo, que la televisiòn te convierta en una noticia màs, en donde estes, duerme negrita)



Todo Cambia
Mercedes Sosa
Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el mas fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aúnque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia

Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por mas lejo que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana

Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia

Pero no cambia mi amor...

28 septiembre, 2009

Presentaciòn de Literalgia, revista alternativa de literatura - Ediciòn 01


Este viernes 2 de Octubre a las 8:00pm, se presenta en el bar Yacana, la ediciòn nùmero 01 de la revista Literalgia (Literatura, buenos ratos y dolores). Felipe Revueltas, director de este proyecto, me ha invitado para que ese dìa, junto con Jaime Tranca y Juan Sandoval Zapata pueda hablar y comentar algunos aspectos de la revista. Eso he creìdo entenderle, luego de haber hablado con èl por telèfono esta mañana mientras me alistaba para ir al trabajo.
El estilo desenfadado de la revista se presta para que la noche del 2 de octubre podamos conversar un poco acerca de la inmensa importancia que tienen las revistas alternas en nuestra sociedad, o por el contrario, comentar la importancia de los medios como artefacto de difusiòn cultural. Siempre me he preguntado, a propòsito de personas como Felipe Revueltas, por ejemplo, què lleva a alguien a regalar revistas el dìa de su presentaciòn. Asì que ya saben, si quieren recibir su Literalgia 01, no olviden ir al Yacana, de paso pueden tomarse unos tragos, insultar a los presentadores o pegarle a algùn poeta de asfalto. See you friday.

27 septiembre, 2009

La noche en que todos nos volvimos locos


De pronto estabas ahí, de espaldas al público, cubierto por un fondo musical que anunciaba que aquella noche sería histórica para todos, para Lima, para los que te seguimos, y por supuesto para ti también. Era tu vuelta a los escenarios, y aquella postura en la que te vi iniciado el concierto (mirando a tus músicos) no me hizo pensar en otra cosa que nadie más que tú quería –de principio a fin– disfrutar de aquel tan esperado regreso.
El padre del rock argentino estaba frente a mis ojos, la leyenda de la que oí, vi y leí, se dirigió al piano, y todas las cámaras del mundo y filmadoras (quietecitas en el aire), suspendidas como aves negras buscaban capturar la primera canción.
Es verdad lo que afirman los periodistas, Charly no es el mismo de hace años, se le nota remozado, con una nueva capa de barniz en el alma, y es que todo parece indicar que Carlitos dejó los porros y las líneas blancas en Buenos Aires y se decidió por fin a vivir en el delirio musical que es el que mejor le asienta.
El piano empezó a sonar, y los corazones hicieron eco en una batería que tenía la misma velocidad que nuestros latidos, la misma euforia contenida por años se desbordó y cubrió el coloso de Ate, era la primera canción de la noche “El amor espera”. Charly había vuelto a pesar que muchos creyeran que estaba muerto para la música, estaba ahí en el escenario, esbozando una risa de niño pícaro, haciendo lo que mejor sabe hacer con el piano desde que tenía 4 años e intentaba ser un pequeño Mozart.
Dicen que fueron aproximadamente 15 mil personas al concierto, yo que estuve en una ubicación generosa y muy “naif” dirán algunos, me atrevería a decir que en ese mar de gente no habían 15 mil puntas ni a patadas. Y me atrevo a decir ello, porque de tanta espera y quizá un poco de nerviosismo al ver que eran las 9:30 pm y no pasaban más que aburridos spots publicitarios en las sendas pantallas que estaban a los costados del escenario, me dieron unas ganas caprichosas de ir a los servicios higiénicos, y cuando volteé, pensé que de salir no podría volver entrar. La emoción hizo el resto, la música sonando a mil tranquilizó mis ansias urinarias. No quemé las cortinas de nadie por desesperación, pero sí, es cierto, me encendí de amor. El momento desde que oí por primera vez a Charly se había conjurado, el éxtasis hecho rock. Nunca en mi vida grité más fuerte Why don´t we sing this song all together. Open Your mind...
Aquella imagen de Charly con los puños cerrados saludando a su público es la imagen que habré de guardar de aquella noche como si fuera una postal, ese gesto, ese simple gesto buscaba en el fondo decirnos a todos, a todititos, “la hice, loco” “le gané a las drogas” “aquí estoy… de vuelta”.
Nunca sabremos con exactitud por qué Charly eligió Perú para su regreso, a nosotros sólo nos queda agradecérselo en el alma. Él ni bien bajó del avión y dio su primera conferencia de prensa sólo atinó a decir que volvía a Lima por “una cuestión de química”. De su salud nos hemos enterado casi todos por amigos cercanos que gustan de su música o por las noticias que flotan en Internet, supimos por ejemplo, que Charly estuvo internado en una clínica psiquiátrica y en marzo pasado -tras otro período de reclusión en la quinta de su amigo Ramón "Palito" Ortega- reapareció con un breve show en Luján. Supimos también de su último video click titulado “Deberías saber por qué” y no tardamos en colgarlos en nuestros blogs para ver el video desde nuestros trabajos y lograr que las palabras calaran en nuestras almas tristes y nos amenizaran una tarde o una noche en soledad.
El concierto continuaba. La noche se cubrió de rock, en el aire flotaban temas como “Promesas sobre el bidet”, “Yendo de la cama al living” “Raros peinados nuevos”, “Llorando en el espejo”, “Vía muerta”. Y los clásicos de siempre: “Demoliendo hoteles”, “No voy en tren” o “Estoy verde”. Muchos de los presentes vibraban con esas canciones que seguramente habían sido y seguían siendo parte del repertorio musical que cada uno de nosotros tiene, y es que Charly García es y seguirá siendo parte de nuestro soundtrack personal.
La banda que acompañó a Charly merece una mención aparte, secundado por el
"Zorrito" Quintiero, la bellísima Hilda Lizarazu, el "Negro" Carlos García López, (con quién se dio un piquito en pleno concierto), el trío de guitarra/bajo/batería que asumen los músicos chilenos Kiushe Hayashida, Carlos González y Tonio Silva Peña, sencillamente la rompieron esa noche, y han de haberse sentido tan alegres como nosotros al haber compartido el regreso de este nuevo García. Realmente la banda como lo afirmase el mismo músico va más por el lado de Clics Modernos (álbum de 1983); y qué gusto da en realidad, después de casi 2 horas de adrenalina, haberlo oído de manera impecable, haciendo buena música, dejando atrás ese pasado que hizo creer a algunos que Charly sólo era un músico de escándalos. Ahora que sus escándalos son parte del pasado y que la rueda ha empezado a girar y es imparable, llegarán a nuestros oídos la locura que se desatará en Chile o en Argentina cuando festeje sus 58 años en el estadio de Vélez. Ese Charly es el que queremos todos, el loco maravilloso que nos hizo convertirlo en nuestro propio vicio musical, el inacabable músico que tejió palabras en el alma, y nos hizo vibrar y llevarnos a nuestras casas la gran felicidad de poder afirmar que hay Charly García para rato. Say no more, loco.

13 septiembre, 2009

Pink Floyd - Another brick in the wall

Esta canciòn es de Pink Floyd. La oì cuando estaba en el cole, y aùn recuerdo como me impactò la imàgen de alumnos cayendo a un vacìo, siendo triturados por una gran màquina que convertìa sus cuerpos en carne molida. Los profesores que tenìa por aquel entonces para variar no sabìan ni dònde estaban parados, se creìan los bacancitos y no le habìan ganado a nadie, se regìan de sus libros, nunca me dijeron que saltara un capìtulo por ser aburrido o frìvolo, nunca despertaron en mì la rebeldìa con sentido.
Cuando estuve en secundaria no estudiaba, me habìa dado cuenta que prestando suma atenciòn a las clases podìa aprobar todos los cursos, por eso el resto del tiempo que me sobraba lo dedicaba a la lectura, leì en clases a los poetas malditos -a Rimbaud, Mallarme y a Baudelaire sobre todo-, a Poe, Dumas, Verne hasta que un hijo de puta me rompiò mi primer àlbum de comic en clases, frente a todos mis compañeros, aludiendo que era basura, ¡basura pura! Creo que a partir de allì sentì que leer era un acto muy privado, privado, extraño y ajeno a esta sociedad. Lo que leì despuès se lo debo a mi padre y nunca dejarè de agradecèrselo porque gracias a èl me convertì en un verdadero lector.
Mi madre, aùn lo recuerdo, se enterò del incidente del àlbum por un amigo medio chismoso, y fue al colegio y le dijo su vida a ese profesor, y a la salida nomàs me comprò otra vez el mismo àlbum con todititos los cards que hasta la fecha conservo, y en un santiamèn tuve todos los Pepsi Cards que cualquier adolescente anhelaba y soñaba tener por aquel entonces.
Cuando pasè a secundaria el grupo de amigos que tenìa -eramos apenas 3 ò 4- me dijeron que oyera a Pink Floyd. Recuerdo que lleguè a casa y lo oì a travès de MTV (cuando esta cadena era respetable y no la porquerìa que es en la actualidad) busquè la traducciòn de la canciòn dado que por aquel entonces mi nivel de inglès era de un nivel apachesco, y esa frase Another brick in the wall calò en mì, espero que cale en los alumnos que tengo ahora, y si no, la màquina -que no viene a ser otra cosa que el sistema que vivimos en la actualidad- los espera, los espera para hacerlos papilla.



Letra

We don't need no education
We dont need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teachers leave them kids alone
Hey! Teachers! Leave them kids alone!
All in all it's just another brick in the wall.
All in all you're just another brick in the wall.

We don't need no education
We dont need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teachers leave them kids alone
Hey! Teachers! Leave them kids alone!
All in all it's just another brick in the wall.
All in all you're just another brick in the wall.

11 septiembre, 2009

¿Y dònde estàn los directores?

Despuès de haber leìdo "Una lìnea hacia tu corazòn" y "El galeòn imagimado" de Javier Arèvalo, hoy, contra todo pronòstico, Javier visitò las instalaciones del colegio M.P e intentò conversar con los alumnos de 4to y 5to de secundaria.
Miss Cleofè hizo de modeladora (perdòn, quise decir moderadora), Mirko "El incorruptible" la hizo de fotògrafo, y este escriba hizo una entrevista en vivo de aproximadamente una hora frente a la muchachada entera. No hubo tanto alboroto, y sì por lo contrario mucho silencio. Los muchachos estuvieron tìmidos, un poco asombrados, un poco sorprendidos. Pero a todo esto, la gran pregunta es ¿dònde estaban los directores mientras nos visitaba Javier Arèvalo que no serà Vargas Llosa pero algùn tipo de respeto se merece? ¿Realmente les interesa el plan lector a las autoridades de este paìs?

Foto 1 Gentita de 5to



Foto 2 ¡Ese es mi libro, yo si tengo tu no tienes... lerolero!



Foto 3 ¿Dònde estàn los directores?



p.d: Para los imberbes alumnos que visitan este blog, "¡te falta, chibolo!"

02 septiembre, 2009

2 cortitas


La revista Literalgia que empezò siendo un blog comùn y silvestre como este y que ha logrado en tan corto tiempo proponer un estilo particular para hablar de lo cool-tural de nuestro medio darà en estos dìas, el gran salto, dejarà el frìo formato digital y pasarà al formato fìsico. Segùn los muchachos de Literalgia la revista "serà distribuida gratuitamente y tendrá como público objetivo a cualquier persona que sepa leer". Esperamos que ahora la gente se anime un poquito y se caliente las manos en estos dìas con una revista que vale la pena leer, no sòlo por el esfuerzo que supone publicar algo que sea cultural en este paìs, sino por la calidad de su contenido. Modestia aparte, sòlo me queda agregar que he colaborado en esta ediciòn con dos textos testimoniales, uno sobre cine, en donde declaro muy a mi manera, mi desbordada admiraciòn por Cleant Eastwood, y el otro sobre un libro que conseguì de manera muy curiosa allà por la Av. Uruguay, cuando solìa ser estudiante universitario y solìa recorrer Lima de noche, aunque aquellas costumbres muy difìcilmente se me hayan ido del todo.
Finalmente, cabe agregar que muchas de las revistas seràn repartidas antes del concierto de Charly Garcìa el dìa 23 de septiembre, sino me creen, nos vemos IN SITU.



Por otra parte y poniendonos un poquito màs culturosos, me acabo de informar a travès de un amigo que se llevarà a cabo un simposio de literatura denominado "Revisando los discursos andinos. Homenaje a Marcos Yauri Montero" del 12 al 16 de octubre en las ciudades de Huaraz y Lima. Dicho evento ademàs organizado por la renovada Universidad Nacional Federico Villarreal, abordarà temas ligados a la literatura andina, la oralidad, el testimonio, teniendo, por supuesto, como tema central la obra narrativa, poètica y crìtica acerca de Marcos Yauri Montero. El lugar de reuniòn serà en el Salòn de Grados "Antenor Orrego" (paraninfito) en donde alguna vez se me ocurriò ofrecer un recital de poesìa portando la camiseta bicolor de nuestra selecciòn.
Para màs informaciòn del evento pueden entrar al blog del mismo www.coloquio-homenaje-yauri.blogspot.com

10 agosto, 2009

Hasta siempre, Dalla


Yo siempre supe que algún día haría esto justo como lo estoy haciendo ahora mismo, con los dientes apretados y los dedos temblorosos, con un poquito de valor ante cada palabra que se desprende de mi piel para sencillamente intentar sacar lo que llevo dentro. Siempre supe desde que te elegí que habría de llegar el día en que inevitablemente las lágrimas me saltaran de los ojos, siempre supe que alguien me echaría abajo la puerta del cuarto una mañana de invierno, por ejemplo, y me diría que decidiste salir a pasear sin correa y sin recado de volver. Así que no te culpo de nada, esto me lo busqué yo mismo. Siempre supe que el sólo hecho de tenerte supondría obtener una porción de felicidad en mi vida que algún día tendría que canjear por un vacio silencioso y largo, un eco que se extendería dentro de mí y simplemente no conseguiría detenerlo por más intentos que hiciese. Siempre supe que tu partida me dejaría una caja de recuerdos que si el tiempo no me trata mal y la vejez me asienta bien no olvidaré. La dama negra te cogió de madrugada, Dalla, y tus fuerzas que eran poquitas para ese entonces no pudieron disiparla. Tu antes alegría desbordante se había teñido en estos últimos meses de una postura exhausta, cansina, apagada, una postura que sólo los años saben llevar con elegancia, y vaya que lo hiciste bien, para ser tú la primera en disimular que tu salud era cuestión de veterinarios, pastillas y jarabes. Tu partida ha teñido el patio de la casa de un color gris, los pequeños pajarillos que bajaban a comer los granos de arroz que dejabas (quizá por el maldito dolor al pasar alimentos) hoy se miran desconcertados. No te entregaste con facilidad, reina amiga, de eso estoy plenamente seguro como estoy seguro que mantuviste con valentía el único deseo de estar un día más entre nosotros. Estoy seguro que ahora en el lugar en donde estés debes estar mejor, sin esa tos de mierda que terminó por hacerte añicos y logró que perdieras la mitad de tu peso. Estoy seguro que en estos últimos días te sentiste bien, amiga, bien porque viste llegar a mamá con maletas y sentiste otra vez que nadie te había abandonado, te sentiste otra vez querida, y la maldita tos desapareció y empezaste a comer, fuiste la primera en recibirme al abrir la puerta como cuando eras joven y tus patas chasqueaban como las de un caballo, fuiste la última en mirarme antes de apagar las luces de la sala para subir a dormir, y te acaricié la cabeza, y mientras subía al segundo piso le pedí a Dios que tu dolor se convirtiera en paz, y así fue. Atrás queda la imagen de un joven en medio de un patio mirando a varios cachorritos bóxer, intentando elegir el correcto, atrás queda la imagen tuya en un rincón un poco esquiva. Atrás queda el recuerdo de cuando me rompiste el corazón con tus primeros aullidos de frío bajo tu nueva casa, y te abrigué encima de mi pecho y nos miramos por primera vez sin tanto orgullo, entonces ambos supimos que estábamos destinados a caminar juntos por parques y veredas y de vez en cuando a presumir uno del otro. Atrás quedaran tus tortas favoritas, tus globos desinflados, tu casita que te comprè tal y cual te lo prometí…
Siempre supe que tu partida llegaría algún día, amiga, siempre lo supe, y eso quizá, es lo que más rabia me da. Gracias por ser mi amiga durante 9 años. Siempre te recordaré.

02 agosto, 2009

Presentación de El Hablador N° 16


Los amigos de la revista El Hablador me acaban de mandar un mail de invitación en donde se anuncia que el día 4 de agosto, a las 19.30 horas, en el centro cultural Ccori Wasi (Arequipa 5198, Miraflores), se presentará el número 16 de El Hablador (en donde, por cierto, colaboré en la sección de poesía). Invito a los lectores de este espacio a que vayan ese día y puedan disfrutar de esta interesante revista en la cual me enorgullece haber participado. Nos vemos el 4.

26 julio, 2009

Elena Keldibékova o la patadita de Dios


Me he tardado un poquito en escribir el título de este post, (ya se imaginarán por qué), que si su apellido es con b labial o con v de vaca, que si es la primera e o la segunda e la del sombrero majestuoso y grave, sencillamente no lo sé, ni le interesa a este pobre corazón. Yo lo único que quiero aclarar es que mucho antes de que esa señorita (me acabo de enterar mientras escribo este post que tiene 30 años y es casada, doble dolor al corazón, ¡ay!) sacara el pie derecho en una media tijera impresionante yo, ya me juraba su fan número 1.
La vi, (embaucadores televisivos, lean bien clarito esto), hace aproximadamente dos semanas en el partido en el que Perú ganó a Venezuela para tristeza de mi madre, 3 a 1, y me flechó deportivamente hablando, claro está. Y Claro que yo no comenté mucho este pequeño detalle para evitar que los ojos mañosones de mis cercanos amigos osaran fijarse en ese moñito tan lindo y chiquito que sostiene el poquito cabello de mi Elena (un segundo, ¡listo!) Keldibékova, digamos que para evitar esa mirada poseedora de cualquier otro sentimiento menor al deportivo.
Pero quién iba a pensar, Elena, que el día de ayer, ibas a estar bajo el ojo de la tormenta, estirando el piecito derecho mismo futbolista de cualquier parte del mundo hasta de Kazajstán (así no jueguen al fútbol por allá), y devolviéndole a las argentinas un pequeño paquetito redondo enviado por Dios, y de paso cargado con la misma pendejada con la que el Diego les dio a guardar a los Ingleses allá por el año de 1986 un gol que les dio la sonrisa a todo Argentina. Ahora, pibas, nos tocó a nosotros sonreir, a ti Elena también, así que sonríe una vez más, por favor, y di y repite miles de veces la palabra “chiripa” que en tu castellano arusado, suena tan lindo, tan barrio, tan criollón.
Ahora los diarios te dan las portadas, y te lo mereces, esa patadita fue la patadita de Dios, pero también fue un tacle a mi corazón. Elena, que Japón te reciba con el cariño y la admiración que te tengo ¡ay!.

19 julio, 2009

Los meses de la felicidad


Aquí se quedaron con pena, hijo, mis amigas, tu tía, tu tío, tus primos. Pero así es la vida, y hay que seguir para adelante. Por eso no me he despedido de algunas personas, no porque sea ingrata, hijo, no pienses eso, es porque, ya sabes, me cuesta pues decir, chaito, chicas, bye bye. Hasta nuevo aviso. Mi avión sale a las 4:30 hora de Caracas y estoy en Lima a las 9, quiénes irán, hijo, cuenta pues, dime qué han preparado, suelta alguito, no seas así, pronto estaremos toditos juntos, llevan al bebe y lo abrigan, se acordará de mí...hola...hola...¿estás ahí?...te decía que hoy me levanté temprano y me alisté prontamente, las maletas están debidamente alineadas en la puerta de la casa, ¿el pasaje? En la cartera chica, no te preocupes, el aeropuerto queda lejitos de Caracas, ya falta poquito, espérenme un par de horitas más, ya llego ¿sí?
La vida, la mugrosita, la feita, esa que nos trata con palo de lunes a sábado y no descansa los domingos esta vez gira un poquito a mi favor. Esos aviones que surcan el cielo y suelo mirar cumpliendo el inútil rito de pedir buenos deseos para terceros por fin hoy han decidido aterrizar en Lima, después de tanta melancolía y tanta espera y tantas puteadas al mesenger que ante mis sentimientos o los de cualquier otro ser que extraña a su madre sólo tiene una carita amarillita, redondita que de pronto le das clic y explota en llanto la muy puta, o un corazoncito chiquitito inverosímil hasta para el enano más enano del mundo. Mal. Muy mal, señor Gates.
Welcome to Perú, oirás en los altoparlantes del avión, y no creerás que estás en Lima hasta después de que veas a tus hijos, y los apapachurres diciéndonos que tan gorditos andamos y que ingratos hemos sido a pesar de haber hablado contigo de lunes a domingo, y verás a tu nieto, y te emocionarás cuando te haga carrito o te diga ¡te-ta! Pero cuántos minutos de angustia han de pasar antes de ello, cuántas imágenes estarán pasando en este momento por tu cabeza como si fueran una película del director más capo de todos, es difícil separarse de los seres que uno más quiere, eso si lo sabré yo.
Uno quisiera en ese único instante partirse en dos para no dejar a nadie con pena, para evitar que las lágrimas se descuelguen de los ojos y se suiciden hacia el abismo más frío, más letal. Uno quisiera ser dos personas entonces, repito, y clonarse y dejar en un lado un poquito de nuestro yo para seguir avanzando hacia nuestro destino sin el remordimiento que quizá nuestra partida –antes de felicidad– ha traído una penita muy honda que nos aguijonea el corazón.
Y sólo nos quedan esos recuerdos, esas imágenes de las fotografías que registrarán nuestro paso por un espacio determinado en un tiempo determinado, y nunca sabremos que mientras sonreiamos en otro lado del mundo nos extrañaron. Sólo las partidas nos remiten a esa tristeza tan ambigua que se extenderá de seguro hasta las mangas de algún avión, y quizá no podremos dejar de sentir pena hasta después de quedarnos dormidos, pensando en que horas después en otro aeropuerto del mundo nos esperan más personas que nos aman y la sonrisa volverá al rostro y empezaremos a caminar y entonces pasaran los días para aquellas personas de las que nos despedimos y quizá pronuncien nuestro nombre por error o por costumbre o simplemente por cariño, para saber que aún ese poquito de nuestro yo aún flota en la casa.
Llega mamá a Lima con un cariño único, llega la música a la casa, llegan los domingos sin tristezas, llegan las risas, las bromas, llega todo. Y no hay que pensar que pasaran los días antes de que seamos nosotros los que nos quedemos extrañándote, hay que pensar que serán los meses de la felicidad, esa felicidad que la vida –cada vez– nos acorta más para demostrarnos que es efímera, señorial, creída, pasaran otros tantos días, y volverás a marcharte, mamá, y ya no serán ni las lágrimas de tu hermana, ni de tus sobrinos las que se lancen hacia el vacío, seremos nosotros los encargados de esa labor. Mientras llega ese día, prefiero sonreír.
Welcome, má.

16 julio, 2009

Thanks for all, Luchito


Definitivamente, Lucho es uno de los poetas que más admiro y a los cuales he llegado como a tantos otros, de puro oído. La primera rareza que oí de él (sus poemas son aves raras y maravillosas a la vez) fue el famosísimo, Te amo V-1 Eres un amor Irracional, y a pesar que han pasado varios años desde que oí aquel verso –que una amiga utilizó en uno de sus poemas como epígrafe–, no puedo olvidar la curiosidad que me provocó la existencia de ese poeta por aquel entonces completamente desconocido por mí. Creo, y de esto no ando muy seguro, que lo primero que hice fue buscarlo por la Internet, esperanzado de encontrarlo a él y a sus maravillosas aves de papel que ya empezaban a agradarme. Para mis males, encontré muy pocas de esas rarezas; a cambio de ello y como premio consuelo, empecé a hacer otra de las cosas que más me agrada, indagar en la vida del autor, una vida que descubrí aparentemente normal, y como todos sabemos, digna de sospecha. Y aprendí que hablar de Luis Hernández es hablar de su eterna Betty Adler, de sus amigos, aquellos a los cuales Lucho les regalaba sus famosos cuadernos que contenían maravillosos poemas escritos con plumones, colores y crayones, es hablar de Charlie Melnik, Billy The Kid, de gente que después de su suicidio en Buenos Aires se atrevió como Nicolás Yerovi, por citar un ejemplo, a editar sus libros con el corazón en la mano, es hablar también de un poeta del que poco o nada nos enseñaron en el colegio, es hablar de música.

Mi primer Amor
Fue la Música
Mi segundo Amor
Fue el Amor
Mi tercer Amor
Fue triste
Y feliz.

**********************
No conseguía ningún libro de Luis Hernández por más que los buscaba, me paseaba por el Campo Ferial Amazonas, y excepto uno que otro librero de mi consideración el resto no sabía ni un pepino de Lucho, había desaparecido porque así, y yo lo quería más después de que esa misma amiga que lo utilizó como epígrafe me hiciera ver un libro suyo, viejito casi a punto de romperse, y al azar nomás me topé con el poema

Cuando quiero escribir
Algo no lo hago

Porque la serenidad
Y la tristeza

La risa
O el teléfono

Me pretextan

Hacia la vagancia.

Y sonreí, recuerdo que sonreí, mi vagancia por aquel entonces para todo, hasta para escribir le hacia guiños a Luis Hernández, era uno de esos famosos cuadernos por los cuales patoneaba desde La Colmena hasta Abancay, y moví rápidamente otra vez las hojas como quien no quiere la cosa.

Yo hubiera sido
Premio Nobel
De Física

Pero el mar
La cerveza

Y un amor

Me lo impidieron


Y fue entonces que el hechizo se conjuró, simplemente me recagó este patita, y aunque quise robármelo no pude. Ella, mi amiga me remató contándome que lo había conseguido en Amazona a precio de infarto.
– ¡No puede ser!– le dije angustiado
– Sí, claro que sí, mira la pasta, ¿no es linda?

******************
Los meses pasaron, los números se cumplieron en los años que desde aquel entonces solían demorarse más. Antes de acabar la universidad recuerdo que lo único que pude conseguir de Luis Hernández fueron Los poemas del ropero, en una tiendita misia del Jirón Quilca que me los vendieron de paso a precio de campeón, quizá ese ha sido mi único consuelo desde aquel entonces, un consuelo un poquito reparador, suficiente para vivir desde entonces.
Pensé en cosas locas también:
Recuerdo haber planeado en robarme los libros de Luis Hernández de la biblioteca, pero mi tristeza fue el triple cuando me enteré que no tenían ni la pasta. Ni siquiera lo manyaban al inaprensible, Lucho.
Hasta soñaba que tenía uno de esos famosos cuadernos que todos afirmaban tener en sus bibliotecas, me veía caminando, en el sueño, bajo los pasillos de la universidad con uno de esos libros de colores tan a lo Andy Warhol, no había leído más de quince poemas de Luis Hernández por aquel entonces, y sin embargo yo ya sabía que Luchito sería uno de mis poetas favoritos. Tiempo después lo encontré en la página de Beto Ortiz, y mi morbo por saber más de Luis fue en ascenso, para variar me enteré allí que el cine también le agradaba a Lucho, era algo definitivo, Lucho y yo teníamos muchas cosas que nos unían, recuerdo haber comprado en el pasaje 18 de Polvos Azules películas de Resnais, Fellini y Pier Paolo Pasolini por el sólo gusto de imaginarme qué habría sentido él (Lucho) al ver a estos maravillosos directores.

************************
Mi alegría se vio desbordada hace aproximadamente un mes atrás, pues me obsequiaron La soñada coherencia de Luis Hernández con un amor y un valor agregado que le da una cuota extra inimaginable. Lo terminé de leer hace poco, y aunque siento que quiero más a Luis Hernández, no pararé hasta hacerme de uno de esos cuadernos por más que digan que son difíciles de conseguir, por más que tenerlos suponga la propia cárcel.

El helio
Es un gas
Extraño
Y noble

Como el delicado
Corazón

De algunos seres.


*********************
– ¿Y por qué a ti te gusta, Lucho?
– Que por qué– le dije
– Porque...
–Si me lo hubieras dicho antes te hubiera vendido mi librito morado a ti y no a mi amigo

***********************
Luis Hernández Camarero hacia lo que quizá muy pocos poetas se atreverían a hacer en la actualidad, escribir poesía con los cojones bien puestos, sacarse no una fotito decente y bien peinadito, con el uniforme siempre impecable y olor a lavanda, no creerse nunca un poeta y escribir como si tan solo el hecho de hacerlo ya fuese el premio gordo. Lucho era otra cosa, definitely, my friends

30 junio, 2009

Mishima: una vida en cuatro capítulos de Paul Schrader


El verdadero nombre de Yukio Mishima fue Kimitake Hiraoka. Su niñez, marcada por Natsu, su abuela, será una huella imborrable en la vida del joven Mishima quien años más tarde se convirtió en un gran soldado y se suicidó haciéndose el famoso seppuku o Hara Kiri. Cuentan los biógrafos que fue Natsu (proveniente de una familia vinculada a los samurái de la era Tokugawa) la que le enseñó la importancia del honor al joven Mishima y la responsable de su precoz interés por el suicidio.
La primera vez que supe de Yukio Mishima fue por su famosa tetralogía El mar de la fertilidad (compuesta por Nieve de primavera, Caballos desbocados, El templo del alba y La corrupción de un ángel ), y lo que más me conmovió de este autor fue quizá la tortuosa relación que sostuvo con su padre quien le prohibió escribir línea alguna, teniendo por otra parte, el joven Mishima, el único apoyo de su madre llamada Shizue.
El padre de Mishima luego de ver la incapacidad de su hijo por los trabajos burocráticos terminó aceptando que su hijo dedicase la mayor parte de su tiempo a la escritura, eso hizo que Mishima se convirtiera allá por los años 60 en uno de los escritores más importantes del Japón. Su maestro Yasunari Kawabata, obtuvo el Premio Nobel en 1968.
Años después Mishima se volvió seguidor del Kendo (el arte marcial japonés de la esgrima) preparó su cuerpo y se alistó a las Fuerzas de Autodefensa del Japón, hizo cine durante sus últimos años de su vida y planificó su sucidio durante al menos un años sin que nadie lo sospechara. Todo este breve comentario viene a colación por el reestreno de la película Mishima: una vida en cuatro capítulos de Paul Schrader que fue filmada en 1985 y no tuvo tanta difusión por no contar el director con el apoyo de cineastas que respalden su propuesta. Aquí les dejo el trailer de la película que sin duda alguna, nos permitirá conocer un poco más de este escritor que siempre me llamó la atención.

Colección audiovisual de literatura joven "Tu voz existe"

La revista Literalgia se encuentra llevando a cabo un proyecto que tendrá un valor importante dentro de unos cuantos años. Se trata de una muestra o colección audiovisual de literatura joven denominada "Tu voz existe". (Para quienes han oído ese vals maravilloso("Tu voz")que nuestra gran Lucha Reyes interpreta con el corazón en la mano, sabrán que dicha letra no es más que poesía pura, y que esa canción se la compuso un poeta tacneño, llamado Juan Gonzalo Rose.)
Cuando Literalgia me pasó la voz para hacer este reportaje y ser yo su primer invitado debo confesar que lo que más me llamó la atención fue la forma cómo se iba a abordar el proyecto; como un conjunto que permitiera poder oír las opiniones de gente joven que escribe y que despierta el interés de nuevos lectores. He aquí la entrevista que sostuve aquella tarde, espero que les agrade. Para quienes deseen visitar directamente la página Literalgia, dentro del video encontrarán las respectivas direcciones.

PARTE 1


PARTE 2


PARTE 3

18 junio, 2009

Ya no te quiero, pequeña de Mario Montalbetti

Ya no te quiero, pequeña
ahora amo a los caballos.

Mañana amaré a las islas
y pasado será alguna ave.

(Tal vez en tres años
te vuelva a amar).

Y luego serán las vacas
pintas y luego serán
los minerales ?tú sabes, el
cobre, el hierro, el?
y luego serán las ciudades
(alguna que otra jirafa)
y luego los puentes.

Antes un arcoiris que amarte, pequeña,
ya no te quiero
ahora amo a una mujer
que disuelve sus cuerpos
en las lluvias del otoño
iluminada/ anudada/ inundada
por el neón brillante
del poste de alumbrado público.

(Oh pequeña)
ya no (te quiero
Oh mujer)
ya no te quiero

sólo amo a las calles que me alientan
hacia la noche mientras la noche
ya no es noche sino mar y el mar
tumba de sonámbulos océanos, licor.

16 junio, 2009

Patriotismo de pura cepa



"Ya saben muchachos este mes patrio tiene que ser destinado a la bandera, porque como decía mi abuelo, primero es Dios, luego la patria y finalmente la familia, aunque, claro está, esto último no lo decía en presencia de las mujeres que tenía el condenado"

Jon Madueño, motivando el patriotismo,el fanatismo religioso y la (in)fidelidad

29 mayo, 2009

Alejandro Zambra en El hablador

Francisco Izquierdo Quea: ¿Qué sugerencia les darías a los críticos literarios?
Alejandro Zambra: Que lean los libros enteros. Que los lean aunque estos tengan mil páginas.

Para leer la entrevista completa:http://www.elhablador.com

Lima, La horrible (¿amor u odio?)


"Lima se ha vuelto una urbe donde dos millones de personas se dan de manotazos, en medio de bocinas, radios salvajes, congestiones humanas y otras demencias contemporáneas, para pervivir (...) El embotellamiento de vehículos en el centro y las avenidas, la ruda competencia de buhoneros y mendigos, las fatigadas colas ante los incapaces medios de transporte, la crisis del alojamiento, los aniegos debidos a las tuberías que estallan, el imperfecto tejido telefónico que ejerce la neurosis, todo es obra de la imperfección y la malicia " (Salazar Bondy, 2002: 39-40)

18 mayo, 2009

Hasta siempre, Mario


A todos nos ha de llegar ese momento. Caray, pero qué difícil es aceptar esa frase cuando nuestro egoísmo se mezcla con una extraña pizca de amor, y lo último que pensamos es en esa palabra llamada resignación. Por eso nos duele tu partida, Mario, porque los hombres buenos como tú inscriben en nuestros corazones hermosos recuerdos, y borran todas las demás palabras que son inncesarias en este momento. Para eso finalmente vinieron a este mundo, para que nadie los deje de extrañar, jamás.

TÁCTICA Y ESTRATEGIA
Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites


Mario Benedetti. Foto: Daniel Mordzinski

10 mayo, 2009

Concierto de Jorge Drexler (15 de Mayo)


Hace un año Jorge Drexler y su guitarra aterrizaron por Lima e hicieron un concierto en el Polideportivo de la PUCP gracias a la producción de Mabela Martínez, la conductora del programa Sonidos del Mundo. Yo no pude ir a ese concierto porque me enteré faltando apenas dos semanas. Pero todo siempre tiene una revancha. Este año de conciertos, se ha anunciado que el día viernes 15 de mayo Jorge Drexler nos trae esa increible mezcla de poesía, electrónica y música otra vez. Dado que la primera vez no pude asistir a dicho concierto este viernes 15 sí iré, y en realidad tengo muchas espectativas del concierto que este uruguayo nos brindará y en donde sus admiradores podremos oír las mejores canciones de su más selecta discografía. Para quienes no han oído a Drexler, y se están animando a ir, les dejo una canción de este genial cantautor ganador del Oscar en el 2005 por la categoría mejor canción original con su tema “Al otro lado del río”.

Madre de Silvio Rodriguez

La canción Madre de Silvio Rodriguez es totalmente conmovedora. La primera vez que la oí me produjo un alivio musical porque supe que algún día habría de contar con ella, recuerdo que me dije a mí mismo cuando estaba en la universidad que sería Madre una canción que me serviría definitivamente para sobrevivir cuando sea yo quien esté lejos de la persona más importante en mi vida. A miles de distancias de este lugar, en un país en donde la libertad de expresión es una utopía, mi madre viaja por una extensa carretera hacia Maracaibo, de seguro ha de estar oyendo algún vals criollo o alguna música llanera en el auto. La recuerdo a distancia, feliz, radiante, festiva, y como sé que a ella a punto de tanta insitencia mía terminó por gustarle Silvio Rodriguez le dejo esta canción que es tan significativa para los dos.

09 mayo, 2009

Gran Torino de Clint Eastwood


Ese hombre flaco es realmente un genio. No le importó que al día siguiente tendría que estar parado más de seis horas frente a muchachos que no justificarían mis ojeras de cinéfilo madrugador ni mi cara de sueño. No le importó que fuera su voz la única que resonara en el segundo piso de mi casa, ni mucho menos le importó que todos se hubiesen tendido a los brazos de Orfeo, mientras este, su fiel admirador, ingenuamente se atrevía a pensar para sus adentros que vería media horita de su última película y la otra media horita la dejaría para el día siguiente porque “mañana hay que trabajar” (¡que ingenuidad la mía!).
Clint Eastwood y sus magistrales clases de buen cineasta, me pusieron palitos de fósforos en los párpados, y los ojos entonces se me hicieron menos cansados, y la noche me pareció menos corta porque a pesar que el reloj cabalgaba descontroladamente supuse que no se descansa porque se duerme las ocho horas sugeridas en un día, sino que por el contrario, se descansa porque se duerme feliz. Feliz como yo, que terminé la película y no pude aguantarme las ganas locas de llorar como un niño que ve la despedida de uno de sus actores y directores favoritos. El mismo que alguna vez mi padre me presentó (sin saber quién diablos era) en un cinta VHS diciéndome “¿Ya viste esta?” y yo que por aquel entonces solía ver todo aquello que cayese en mis manos, parado frente a él con pantalones cortos, carita ingenua, curiosidad latente, dije “No, papá” y de inmediato él prendió el televisor frente a mí y vimos —llegada la tarde— no una sino varias películas, y mi madre gritaba desde la cocina qué haces viendo eso con él, y yo no sé si aquello lo decía ella por mí o por mi padre.
Ese fue mi punto de partida con Clint Eastwood. Una simple casualidad, la mejor forma de conocer lo eterno. Ahora mucho tiempo después, Gran Torino me tomó esas dos horas que tanto me costaron al día siguiente levantarme. Pero qué importa, ni siquiera esa tarjeta tostadora acusando mi tardanza con ese rojo rojísimo, pudieron quitarme ese gustito medio extraño de decirle a quien se me cruzara por el camino que no dejara de verla, que sería un pecado no verla, que si no la ven...y no me importó esta vez que me miraran con cara de oye qué rareras te gusta ver, no me importó en absoluto ello, yo sólo sé que el viejo y sabio Clint tiene un maravilloso don para contar historias, un gran talento que se ha pulido con el correr de los años, y una particular y clásica forma de concebir el cine, y eso me basta porque me gusta.
Superhéroe al fin y al cabo, Clint Eastwood interpreta a Walt Kowalski, personaje recóndito, huidizo, huraño, anacoreta, irónico quien muestra y esconde los más recónditos secretos de un hombre que peleó en Korea, y sabe de venganza y sangre como cancha. Una extraña mezcla de Harry el sucio y justiciero de barrio. Walt Kowalski, un alter ego, evidente de Clint, alguien que lo tuvo todo y que ahora, ve que ha llegado no el momento de despedirse sino por el contrario de emularse, como sólo los héroes de guerra preferirían recibir a la muerte como sólo un kamikaze aceptaría su destino final. El mundo ha cambiado, dice Walt Kowalski, y yo te entiendo viejo Clint, en el fondo tu metáfora de la vida es una metáfora de cómo tú mismo vez al cine, ha cambiado, sí y mucho. Por eso en un mundo de matones y segregaciones raciales tú prefieres ser una especie de vaquero que mueve los dedos rápidamente esperando ese segundo de gloria que te permita sacar la Magnun calibre 45 y ser otra vez el héroe para volarle los sesos a los malos, pero los años no pasan en vano, y el odio como la venganza no es tan sabia como la justicia, esa palabra que ahora sólo los locos buscan en cada esquina. A cambio de esa arma de fuego brillante y bien aceitada mejor sería sacar un Zippo y demostrarle al mundo qué tan tetudos podemos llegar a ser si pensamos sólo en vengarnos y no enseñar nada a nadie, sobre todo a quienes vienen detrás nuestro.
Gran Torino, se llama la culpable, que me detuvo más de dos horas frente al televisor mordiendo la almohada, y sintiendo quizá lo más parecido que sentí cuando vi por primera vez Million dollar, baby. Llegó un momento y no sé exactamente cual fue en que relacioné ambas películas. La adopción de Frankie Dunn (Clint Esatwood) hacia la boxeadora (Hilary Swank) es tan parecida a la que Walt Kowalski hace hacia Thao. Y llama la atención aún más porque todo lo que odia durante la primera media hora de ambas películas termina siendo su única manera de volverse a sentir vivo.
No sé si realmente esta es (como afirman por ahí) una de las últimas películas que dirigirá Clint Eastwood, lo único que sé es que si durante toda su larga carrera llovieron críticas sobre él acerca de su extremado cuidado de las formas de concebir sus cintas, no sería justo ahora devolver esa tan asidua crítica, y reducirla a la simple pregunta ¿es que acaso no era necesario ello para separar la paja del trigo?